Inicio > Nuestros productos

CELERY SOUP FOOD ORIGEN, tiene como filosofía de negocio, la consistencia del producto y del servicio y la eficiencia, sabemos que una forma de controlar esta máxima, es produciendo desde el origen nuestros propios productos.

Como empresa moderna que quiere contribuir al desarrollo de la sociedad somos muy afortunados, nuestras familias de productos se encuentran entre las de mayor necesidad de consumo diario, como recomiendan las pirámides de la alimentación humana.

Frutas y verduras de gran consumo, indispensables en la cocina, ayudan a mejorar la cuenta de explotación. Su "eficiencia" y precio estable: su mejor característica.
Frescas y crujientes hojas crudas de todos los colores, dulces, amargas, sabrosas, ácidas y refrescantes. Apetecen, ayudan al organismo, dan color, volumen e imaginación al plato sin elevar costes y aportan nutrientes que vitaminan y depuran.
Verduras por si solas o en compañía; que necesarias se nos hacen. Si aprovechamos además su temporada; que agradecidas para la salud y la economía.
¿Qué quieres transmitir? ¿Qué nota falta en la composición? Eso búscalo en la hierbas y aromáticos. Un plato está terminado con una simple hoja de perejil, pero tenemos infinidad de posibilidades para dar ese toque de personalidad.
Cultivadas o silvestres; al natural o congeladas, deshidratadas, en conserva…en cualquier caso: UN MANJAR
Mucho más que un alimento, más que un elemento decorativo, más que sugerente, la fruta es una necesidad y un placer: Es aroma, color, frescura, agua, azúcar, vitaminas, fibra, minerales,…
Si te apetece un toque de distinción o una frivolité este es el camino más corto.
Unos desconocidos que no solo decoran; tienen más propiedades curativas que algunas medicinas convencionales: Un germinado de brócoli está más indicado que algunas medicinas contra algún tipo de cáncer.
Un buen deshidratado es económico, fácil de almacenar, duradero y fácil de regenerar.
Por si solas estas pequeñas bayas forman el capítulo más sugerente de la fruta. Con su color , la mayor parte de las veces rojo brillante, su profundo aroma y su rotundo sabor son como dice Adrià: "el plato perfecto".
La mejor opción para conseguir un buen precio, sin renunciar a una estudiada calidad y un producto adecuado.
Si de una verdura, te quitan el trabajo, las partes no comestibles, las molestias de retirar basura y te dan el producto ya terminado, analizado sanitariamente, higienizado, en el formato que tú necesitas. ¿No te parece recomendable?

Eso son las CRUDITES: Productos frescos en IV o V Gama, hechos al día, con una semana de caducidad. Elaborados con unos protocolos de calidad e higiene acordes a legislación. Listos para consumir. Fáciles de almacenar.
Te damos la fruta limpia, sin piel, sin semillas, partes duras o no comestibles. Troceada, envasada, sin conservantes o colorantes, higienizada. ¿Puedes renunciar a comerla?

Te quitamos las molestias, la basura, la fruta no apta: 100 % fruta para consumir, con caducidad de siete días.
Es un paso más allá. Lo único que queda, lo pone el consumidor final: Comer.
Lleva hasta el utensilio de comida, el aliño y la salsa.
Las imprescindibles de toda la vida y las nuevas de importación. Las que conocemos de las comidas familiares y las que sirven en enchiladas.
Cada arroz es adecuado para una aplicación. No elegir bien la variedad puede llevar a un resultado peor del pretendido. Con la pasta ocurre lo mismo, una buena selección hace un resultado satisfactorio.
Son otra posible solución.
Nos enriquecen la cocina, aportan sabiduría y personalidad. Muchas elaboraciones se distinguen por un buen aliño o la aplicación de la salsa adecuada.
Dan ese fondo de color, sabor, olor… inconfundible de las culturas del mundo. Es la identidad, el DNI, el pasaporte. La especia hace el mejor fondo, el mejor caldo, la mejor carne,… al estilo de su origen, sin ella cualquier elaboración parecería corriente, sin destacar, sin identidad, sin ese origen.
Comerse un pedazo de mar, es sorprendente y a la vez natural. Si nos gusta disfrutar y conocer, es un paso que no hay que evitar.
En cualquier país hay un fruto seco, un pimiento choricero, una guindilla, un orejón. Un elemento que la necesidad hizo que se conservaran hasta la próxima cosecha eliminando parte de su agua, aumentado al mismo tiempo la contundencia y el sabor.
El aperitivo por excelencia. Abre el apetito, despertando los jugos gástricos.
Hacen que lo bueno sea mejor. Una buena elección también es decisivo para optimizar el resultado
Son la investigación, el plus ultra. La frontera más allá de nuestro entorno. En tiempos de aldea global es obligatorio disfrutar de ellos.

Su producto
¿Qué necesitas?
¿Qué estás buscando?
Te ayudamos a encontrarlo